Archivo por meses: marzo 2019

Mural de Teodoro Cano

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (1)

Mural de Teodoro Cano en la Sala de Visualización del Subsuelo Amado Govela S. del Activo Integral de Producción Bloque N02 de Pemex en Poza Rica, Veracruz.

 

Recuerdo que hace muchos años, estaba con mi familia en una reunión del Movimiento Familiar Cristiano al que pertenecíamos, la cual era en una construcción nueva en una de las partes más altas de la ciudad de Papantla, lo que más llamaba la atención de ese lugar, era un mural realizado en alto relieve de los Voladores de Papantla y la cultura Totonaca (por ahí en la casa de Reynosa hay una foto de todos con el mural de fondo). Creo que esa vez quedé admirada por ese mural, porque recuerdo a mi mamá decirme que lo había realizado Teodoro Cano, en sus palabras “un artista muy famoso de Papantla”.

Y sí, su obra es magnífica, lo pueden atestiguar las personas que hayan visitado Papantla donde en el muro de contención del atrio de la iglesia se encuentra el mural en alto relieve “Homenaje a la Cultura Totonaca”, el cual es maravilloso (ojalá tengan la oportunidad de ir un día a Papantla y disfrutar de esta obra de arte).

Ahora, esta publicación tiene que ver con una obra que llamó mi atención ahora que estuve trabajando varias semanas en Pemex de la ciudad de Poza Rica, Veracruz (dije “de seguro esta obra es de Teodoro Cano”). Se trata de un mural, el cual creo que se titula “El Petróleo y su Historia Regional”, digo creo porque no tiene ningua placa con el título y no hay mucha información sobre esta obra en internet. Por lo que aprecio, este mural representa el trabajo y auge de la industria petrolera en esta región. Se encuentra en la Sala de Visualización del Subsuelo Amado Govela S. del Activo Integral de Producción Bloque N02 en Poza Rica, Veracruz.

Como conclusión puedo decir que el arte me persigue y siempre lo encuentro en lugares inesperados, por eso expect the unmexpected!

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (6)

Detalle del mural donde se observa a los obreros trabajando y monitoreando actividades de la perforación y terminación de pozos petroleros.

 

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (5)

Detalle del mural de Teodoro Cano del año 2003.

 

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (4)

El inicio de las actividades petroleras y su exitosa continuidad representaron un auge en la economía de la región, y así hubo oportunidad para la gente de trabajar como obreros e incluso muchos jóvenes partieron a la Ciudad de México para realizar sus estudios en geología, geofísica e ingeniería petrolera. Uno de esos jóvenes fue mi papá Gerardo y posteriormente mi tío Alfredo, y años después a otras ciudades mis hermanas Yoana y Lupita, mi primo Fredy y yo.

 

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (3)

La obra de Teodoro Cano exalta la historia y cultura totonacas. En este extracto del mural se aprecia a un volador de Papantla, es decir, el hombre pájaro, quien en el ritual de los Voladores de Papantla sube al tronco de un árbol de pino de aproximadamente 25 metros de altura para estar más cerca de los dioses y a esa altura empieza a realizar una danza invocando a la lluvia mientras los otros cuatro voladores van subiendo por el tronco hasta llegar a lo mas alto para posteriormente descender generando cada uno 13 vueltas que en total sumarían 52 vueltas que representan los 52 años del ciclo solar. Este ritual es algo increíble de observar.

 

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (2)

Firma de Teodoro Cano.

 

TeodoroCano_MariaElenaVargasMagaña (7)

Allá en el fondo donde se encuentra una sala audiovisual estuvimos trabajando por varias semanas y en la foto se observa el pasillo con las dos secciones del mural.

 

Espero les guste este descubrimiento que hice durante mi estancia en Poza Rica, Veracruz.

Elena

Página de arte Jonathan Nuño

Fotografía MEVM

 

Fuente:

https://masdemx.com/2017/02/voladores-papantla-ritual-significado-simbolismo/

http://www.ilovepozarica.com/los-9-murales-de-teodoro-cano-en-poza-rica.html

Adictos a Remedios Varo

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (1)

Entrada en el MAM a la exposición “Adictos a Remedios Varo. Nuevo legado 2018” donde se observa la pintura “La huida” de 1961.

 

Tuve la oportunidad de visitar la exposición “Adictos de Remedios Varo. Nuevo legado 2018” en el Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México.

Por lo que he leído en los periódicos había largas filas de personas que en el último día de la exposición iban a verla.

En la entrada de la exhibición, se puede apreciar la pintura titulada “La huida” realizada en 1961, y la cual es parte del tríptico conformado por las pinturas “Hacia la Torre”, “Bordando el Manto Terrestre” y “La huida”. Cada una de estas obras cuentan parte de de la historia de la artista Española nacionalizada Mexicana.

Sobre la pintura “Hacia la Torre”, la artista comenta:

“Las muchachas salen de su casa-Colmenar para ir al Trabajo. Están guardadas por los pájaros para que ninguna se pueda fugar. Tienen la mirada como hipnotizada, llevan sus agujas de tejer como manubrio. Sólo la muchacha del primer término se resiste a la hipnosis”

Acerca de la segunda pintura, en el libro Catálogo Razonado, la artista observa:

“Bajo las órdenes del Gran Maestro, bordan el manto terrestre, mares, montañas y seres vivos. Sólo la muchacha ha tejido una trampa en la que se le ve junto con su bien amado”

Y de la pintura “La huida” que se encuentra en esta exposición observa:

“Como consecuencia de su trampa consigue fugarse con su amado y se encaminan en un vehículo espacial, a través de un desierto, hacia una gruta”

 

La vida de la artista esta presente en cada una de sus obras, la pintura “La huida” lo atestigua.

Se nota el detalle y la minuciosidad en cada una de sus pinturas, igualmente al observer los bocetos realizados antes de plasmar sus ideas en el lienzo muestran su talento para el trazo y el dibujo.

Fue en México donde la artista se dedicó de lleno a la pintura gracias al apoyo de su pareja Walter Gruen quien la convención de dejar su trabajo en publicidad para realizar solamente su pasión. En su libro “Reflejos de Europa en México”, Gruen relata lo siguiente:

“en esta época regresó Remedios Varo de Venezuela y descubrió la ausencia de Klari. Nos hicimos amigos y la amistad se convirtió en amor. Tuve la suerte de conseguir que Remedios aceptara vivir conmigo y se dedicara únicamente a la pintura”

Fue Walter Gruen quien a la muerte de la artista dedicó todos sus esfuerzos por reunir, comprar y hacer crecer la obra de Remedios Varo. Y es gracias a él y a la donación que hiciera junto a Alexandra Varsoviano, su última esposa, que podemos admirar el acervo de la artista, así como objetos personales de la pintora surrealista.

Definitivamente, una historia de amor y dedicación mutua que le permitió a Remedios Varo terminar su vida haciendo lo que más amaba, pintar.

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (19)

Entrada del MAM y escaleras que llevan a la exposición de Remedios Varo.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (18)

Boceto para la pintura “La huida”.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (2)Parte del recorrido por esta sección del MAM.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (3)

Boceto para la pintura “Creación de la aves” de 1957.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (4)

Pintura “Creación de la aves” de 1957.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (5)

“La llamada” de 1961, dibujo a lápiz sobre papel mantequilla.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (6)

“Gato hombre” de 1943, aguatinta y sepia sobre papel.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (7)

“Mimetismo” de 1960, óleo sobre masonite.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (8)

Detalle de la pintura “Mimetismo” de 1960. Su piel se ha transformado y es como la tela con la flor de lis de la silla, también sus manos son ahora iguales a los brazos de la silla.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (9)

Detalle de la pintura “Mimetismo” de 1960. Ahora sus pies se transformaron en patas como las de la silla.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (10)

“El Flautista” de 1955, óleo sobre masonite.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (11)

Detalle de la pintura “El Flautista” de 1955. Pintura donde predominan los colores ocres, dorados y marrones. La especial luminosidad del rostro del flautista es un efecto logrado a través de una incrustación de nácar. Es impresionante ver esta pintura y la brillantez del rostro de su personaje.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (12)

Detalle de la pintura “El Flautista” de 1955. Las rocas vuelan al sonido de la música proveniente de la flauta, y algunas de estas rocas que apenas emprenderán el vuelo cuentan con fósiles como amonites y trilobites.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (17)

Fotografía de Remedios Varo.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (16)

“La ciencia inútil” o “El Alquimista” de 1955, óleo sobre masonite.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (14)

Detalle de la pintura “La ciencia inútil” o “El Alquimista” de 1955. El místico personaje acciona una máquina para purificar un líquido vital, el agua de lluvia.

 

RemediosVaro_MariaElenaVargasMagaña (15)

Detalle de la pintura “La ciencia inútil” o “El Alquimista” de 1955. Se observa como el personaje se funde con todo el ambiente, ya que la capa que lo cubre tiene el mismo patron y forma parte del piso del lugar.

 

En verdad fue una gran experiencia ver esta parte de la obra de Remedios Varo, espero que hayan disfrutado de sus mágicas pinturas. 

Elena

 

Página de arte  Jonathan Nuño

Fotografía  MEVM

Fuente:

https://www.eluniversal.com.mx/cultura/artes-visuales/casi-190-mil-se-volvieron-adictos-remedios-varo-con-exposicion

https://www.academia.edu/5281615/El_tr%C3%ADptico_de_Remedios_Varo

https://diariojudio.com/comunidad-judia-mexico/walter-gruen-fundador-de-la-sala-margolin-companero-sentimental-de-remedios-varo/42014/

https://culturacolectiva.com/arte/obras-de-remedios-varo