Archivo por meses: noviembre 2018

Día de Muertos en San Andrés Mixquic

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (38)

Primera postal al llegar a San Andrés Mixquic, el Sr. Catrín y la Sra. Catrina.

 

Llegar a San Andrés Mixquic no fue tarea fácil, después de perdernos varias veces y haber dado algunas vueltas por fin llegamos. Decidimos visitarlo por todo lo que habíamos escuchado de este lugar y de su celebración del día de muertos. Las familias de este pueblo empiezan con los preparativos a finales de octubre, cuando limpian y adornan sus casas y todos los lugares públicos a donde llegarán miles de turistas.

El día que estuvimos en San Andrés Mixquic fue el 1º de noviembre. Prácticamente, llegamos al iniciar el día cuando la gente estaba acomodando todos los puestos de comida y artesanías. Ya se podían ver algunos extranjeros a quienes también se les hizo temprano (jejeje). Al ir caminando, llamó nuestra atención una calle en particular, donde una familia, se preparaba para dar la bienvenida a sus seres que ya se han ido. El ritual inició puntual al mediodía, de hecho, un integrante de la familia me preguntó la hora, faltando solamente cinco minutos para que todos se reunieran e hicieran el llamado a sus familiares para que los visitaran, a través de un camino hecho de pétalos de flores de cempasúchil.  Así, al ritmo de tambores, bailes y cantos como “que florezca la luz, que florezca la luz, que florezca la luz, que florezca” y el más bonito “yo quiero que a mí me entierren como a mis antepasados, yo quiero que a mí me entierren como a mis antepasados”, dan la bienvenida a sus muertitos. Con el incienso por el aire, se siente una profunda paz, y esta tranquilidad se traduce en la paz que se espera tengan los que ya se fueron. Muy emotiva esta bienvenida, porque también uno recuerda a los seres que ya no están con nosotros, y a la vez, desea que los que están siempre permanezcan. Dan ganas de llorar por estos sentimientos encontrados, y sobre todo al ver como uno de los integrantes de esta familia, al decir unas palabras de bienvenida a sus seres amados, empieza a llorar.

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (6)

La familia reunida y preparándose para el ritual de bienvenida de los difuntos.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (7)Canto “que florezca la luz, que florezca la luz, que florezca la luz, que florezca”.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (8)Se les enseña a los pequeños de la familia esta bella tradición.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (10)

“Silencio” pero sobre todo respeto parece decir la pequeña al observar el ritual.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (9)

Los niños participan gustosos de este ritual y lo hacen de una manera muy respetuosa, como sus familiares.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (12)MariaElenaVargasMagana_Mixquic (13)MariaElenaVargasMagana_Mixquic (14)

El canto que más me gustó lo realizó ella “yo quiero que a mí me entierren como a mis antepasados, yo quiero que a mí me entierren como a mis antepasados”.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (1)

El Sr. Catrín y la Sra. Catrina con sus amigos.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (37)Artesanías alusivas al día de muertos.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (5)Una boda con mucho sabor.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (25)Las amorosas quieren llevarte con ellas.

 

Seguimos caminando admirando el decorado del pueblo hasta que encontramos los primeros altares en la Escuela Primaria Cristóbal Colón, los cuales impresionan al instante por lo coloridos que son y por estar llenos de detalles para agradar a los muertos visitantes. En la parte posterior de esta escuela, los maestros y alumnos arreglaron las canchas de basquetbol con innumerables piezas, podría decirse que de arte alusivo al día de muertos, con personajes tan divertidos como interesantes. En estas fechas, todos los habitantes del pueblo se organizan y colaboran para crear un ambiente mágico en San Andrés Mixquic.

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (39)

Altar de muertos de la Escuela Primaria Cristóbal Colón.

Fotografía por Luis Antonio Pérez Moreno.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (16)Yo y mis antepasados.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (15)

Ofrendas para los muertos, aquí se encuentran sus comidas favoritas.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (28)

Parte posterior de la Escuela Primaria Cristóbal Colón.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (27)Salías del templo un día, llorona
cuando al pasar yo te vi.

 

Nos fuimos acercando al Templo y exconvento San Andrés Apóstol, en cuyo frente se encuentra el panteón de San Andrés Mixquic, donde cada año se reúnen miles de personan a admirar la impresionante decoración de las tumbas, que se realiza utilizando principalmente flores de cempasúchil, rosas y claveles. Nosotros solamente pudimos observar cómo llegaban algunas personas cargando sus flores para luego deshojarlas y empezar a crear figuras en algunas de las tumbas. Las tumbas decoradas en honor de los fieles difuntos se puede apreciar en su esplendor el día 2 de noviembre.

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (22)

Panteón de San Andrés Mixquic enfrente del Templo y exconvento San Andrés Apóstol.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (23)

Por la tarde del día 1º de noviembre empieza el decorado de las tumbas del panteón de San Andrés Mixquic.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (26)

Los parientes de los difuntos llegan desde el 31 de octubre a limpiar y preparar las tumbas para empezar a decorarlas el 1 y 2 de noviembre.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (18)

Detalle del techo del Templo y exconvento San Andrés Apóstol.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (24)

Venta de flores de cempasúchil en la vendimia del pueblo.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (21)

Nunca había visto este tipo de pan de muerto, cuyo color rosa representa la alegría de los niños.

 

Algo que disfruté mucho de esta celebración es que muchas de las casas de la gente que vive en San Andrés Mixquic están abiertas para que las personas entren a ver los altares que han puesto para sus seres queridos, donde se observan los platillos y frutas que en vida fueran sus favoritos, pan de muerto en sus diferentes formas, así como cuidados detalles que hacen de cada altar un espacio único y especial para la familia que lo realiza.

El siguiente altar fue mi favorito, principalmente por el detalle del comedor en miniatura, que para mí representa una invitación para que los fieles difuntos se sienten a la mesa y disfruten de un banquete, empezando con panecitos de muerto y chocolate (¡Qué delicia!).

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (19)

Las familias de San Andrés Mixquic invitan a los visitantes a ver los altares de sus casas.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (20)Detalles del altar que más me gustó.

 

Al ir recorriendo las calles, nos encontramos una cochera abierta y en hilera un sinfín de esculturas de calacas hechas de papel de una calidad impresionante. Estas esculturas son realizadas por un joven, cuya familia nos invitó a entrar a la cochera para poder apreciarlas. La verdad podías pasar mucho tiempo viendo cada uno de sus detalles y reconociendo la delicadeza del trabajo en papel. Nos comentaron que pronto las ubicarían en la calle para que la gente las admirara, así que para hacer tiempo decidimos seguir recorriendo esa calle hasta topar con la iglesia que a continuación presento y posteriormente regresar a tomarnos las selfies (jejejeje).

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (29)Decorado de una iglesia.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (30)

Decorado con pétalos de flor de cempasúchil.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (33)Llegó la hora de la pasarela.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (34)

Cada uno de los detalles de esta escultura son realizados en papel.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (31)Una calaca con carácter.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (32)Y la calaca revolucionaria.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (35)Hermoso huipil llevabas, llorona
que la virgen te creí.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (40)

En el quiosco de la plaza nos regalaron pan de muerto.

 

MariaElenaVargasMagana_Mixquic (41)Definitivamente fue un día muy interesante.

Fotografía por Luis Antonio Pérez Moreno.

 

Finalmente nos llegó la hora, sí la hora de partir y regresar a casa. Espero que algún día tengan la oportunidad de visitar San Andrés Mixquic en estas fechas tan especiales para nosotros los mexicanos.

Algún día también, me gustaría regresar un día 2 de noviembre que es cuando se realiza la “Alumbrada” en el panteón colocando veladoras en las tumbas y encendiéndolas para alumbrar el retorno de los fieles difuntos.

Esta ha sido una publicación muy emotiva para mí porque amo esta tradición, espero la hayan disfrutado.

Elena

 

Página de arte  Jonathan Nuño

Fotografía  MEVM y Luis Antonio Pérez Moreno