Archivo por meses: diciembre 2016

The Market of Poza Rica

lamaga_mariaelenavargasmagana_edt

Photograph: “La Maga" or in English “The Wizard”, 2016.

Our Mexican culture and traditions have deeply inspired me to continue working on art projects that highlight all that our country has to share.

This time the objective of the project is to promote The Market of Poza Rica by creating artistic photographs of all that is sold in this place, accompained by the poetic prose of a writer that I admire.

I’m working together with the poet José Ernesto Sotuyo Andrade who with his unique way of using the words is writing the texts for each piece (thank you vey much for your extraordinary contribution!).

This time I’m presenting only 2 out of 5 photographs that were taken in the commercial place #172, #173 and #174 corresponding to Sombreros “Mezano” or “Mezano” Hats.

Well, let's continue with the writing of photograph #1 titled "La Maga" or in English "The Wizard";

 

———————————–

“La Maga”

Por José Ernesto Sotuyo Andrade

El telón recogió su dramático terciopelo en vertical ascendente hasta dejar una figura iluminada en el fondo. La atmosfera se vació de sonidos, extinguiendo las voces a murmullos y finalmente apagándolos en suspiros. El acto prometía el asombro de verse frente al crepuscular horizonte de su futuro. La figura que apareció en el fondo iluminada solo desde el cuello y hasta su alto bombín entornó la mirada incomodada por el reflector hasta delinear un rostro blanco de labios negros y rasgos horadados por vanidosas líneas simétricas. La expectativa se tensó. Los ojos de la mujer mostraron a cada uno de los presentes la justa dimensión de su corazón.

Con ustedes; la Maga.

Y el público rompió en un vendaval de aplausos.

———————————–

 

Below is photograph #2 titled "La Llorona" or in English "The Crying Lady".

lallorona_mariaelenavargasmagana_edt

Photograph: “La Llorona" or in English “The Crying Lady”, 2016.

 

———————————–

“La Llorona”

Por José Ernesto Sotuyo Andrade

Lejos de ser una presencia silenciosa que se hace del disimulo para aterrar, el folclor de la Llorona es llamativo, lamentos y gritos que encajan las mismas uñas del dolor en el corazón y un vestido blanco y largo casi inmaculado que se arrastra en el suelo. Después del susto la pena. Pobre mujer, Diosito, dale descanso.

Pobre.

No era pobre. Según la latitud donde se escuche su leyenda, la Llorona era una mujer a la que no le faltaba nada, uno, dos o tres hijos, muertos por ella o por alguien, caída en desgracia por celos o por el abandono, los vapores de la historia se levantan sulfurosos hasta marear, la Llorona es una bocanada de tragedia.

Le hemos cantado, por respeto, ni Dios mande. Chavela Vargas jamás imaginó popularizar un son istmeño que le cantaba a una mujer atormentada. Tampoco imaginó que ayudaría a llevar su lamento a lo largo y hondo del tiempo y del continente y que aislada su leyenda, ahogada entre besos, asfixiada en caricias, la Llorona llora por amor.

Ayer, maravilla fui Llorona

Y ahora ni sombra soy

———————————–

 

Thank you for taking the time to visit my ArtBlog and I hope you have enjoyed it.

Elena

 

Web page created by: Jonathan Nuño

Photographs by: MEVM

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS